El slow journalism, género periodístico que necesita tiempo para ser creado y consumido, implementa en varios casos características de storytelling. El uso de la primera persona, el narrador como testimonio y el uso de la espera para generar atención, son algunos de los recursos narrativos que podemos encontrar en plataformas periodísticas como Narrative.ly, Atavist y Nexos.

El storytelling ha sido ampliamente teorizado por diferentes autores como Gérard Genette (1983), David Bordwell (1985), Francesco Casetti (2007) y Federico Di Chio (2007). Steve M. Barkin (1984) ya apuntó que la herramienta básica del periodista era el más crudo storyelling. Es por este motivo que los recursos más relevantes que podemos encontrar en este tipo de piezas tienen que ver con la figura del narrador, el grado de empatía y la temporalidad de la acción.

Si observamos la plataforma Narrative.ly, la primera persona es utilizada frecuentemente. El periodista se adueña de la voz del narrador, relatando las vivencias de la persona que tiene delante. El lector sabe en todo momento qué siente, qué ve y qué oye el periodista. Este recurso genera una mayor empatía con el lector. Por otro lado, la redacción juega con la subjetividad, usando diálogos y transcripciones de los pensamientos del periodista. La temporalidad suele ser en pasado, lejos de la rabiosa actualidad.

Esta misma línea sigue The Atavist, dónde los narradores son omniscientes y testimonios. Aun así, en casos concretos se varía la estructura del relato para ocultar información al lector, produciendo un mayor grado de empatía y generando sensación de espera y tensión. En este caso, la temporalidad es utilizada también en pasado, pero un pasado reconocible, ya que la narración especifica en qué año ocurrieron los hechos, relacionándolos con un espacio concreto.

Por último, el caso de Nexos difiere de los dos anteriores, ya que encontramos una gran variedad de piezas periodísticas. Concretamente, en aquellas  que utilizan el storytelling se puede apreciar una mezcla de características narrativas que conviven con el más puro estilo periodístico objetivo. Los periodistas en esta plataforma  utilizan los diálogos para atrapar el lector pero a continuación facilitan los datos exactos del tema que se expone, recuperando la objetividad y rompiendo la empatía.  Esta ambivalencia configura el relato, generando dos voces diferenciadas. Las piezas, en Nexos, empiezan centrándose en los detalles. De esta forma, los sentimientos, pensamientos y olores de los protagonistas conquistan la atención del lector que se encuentra con cifras y datos objetivos cuando ya ha desarrollado una empatía con los personajes.

La hibridación del storytelling con la redacción periodística acerca otro tipo de público que se siente atraído hacia historias verídicas construidas como relatos. Y las nuevas tecnologías han jugado un papel importante. Tal y como indica Pau Llop (2014), más allá de la inmediatez de la información, el lector busca nuevas maneras de consumir un periodismo más profundo y, para ello, está dispuesto a explorar nuevos formatos.

Autora: Alba Mendoza Camps

About the Author

Posts relacionados

Pere Vila, Director de Estrategia Tecnológica y de Innovación Digital de RTVE; José Juan Ruiz,...

Las fake news se han propagado de forma rápida y efectiva en las redes sociales, contaminando así,...

Las IV Jornadas de Oi2 “Inteligencia...

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.